Inspección General y Medio Ambiente

MSS-Ambiente-Destacada

El Departamento de Inspección General y Medio Ambiente, cumple de la función de ejecutar, controlar y supervisar el cumplimiento de ordenanzas o disposiciones municipales en vigencia relacionadas con:

  • la higiene, seguridad, buenas costumbres y utilización de espacios públicos;
  • el mantenimiento de terrenos, baldíos (yuyos, malezas), aguas servidas, escombros, etc;
  • los animales sueltos en la vía pública y la tenencia inadecuada de animales en zonas y en condiciones no permitidas;
  • la restricción de uso de agroquímicos en la zona de resguardo ambiental;
  • las condiciones de infraestructura para la habilitación de comercios, como así también el cumplimiento de condiciones técnicas y aptitudes sanitarias.

Asimismo, tiene la tarea de habilitar espectáculos públicos, campos de deportes y sus instalaciones, además de realizar las inspecciones con las correspondientes notificaciones de baja, alta y modificaciones de comercios. A posteriori, debe programar y ejecutar acciones preventivas y correctivas para el control de plagas (desratizaciones, desinfecciones, etc). También, debe constatar las condiciones bromatológicas e higiénico sanitarias de los establecimientos donde se elaboren, fraccionen, expendan o transporten productos alimenticios.

A su cargo tiene la tarea de extender libretas sanitarias, de transportes de sustancias alimenticias y habilitaciones de carga. Así como también, recepcionar solicitudes de servicios atmosféricos.

Por último, las funciones del Departamento de Inspección General comprenden la planificación, ejecución y monitoreo de los diferentes residuos (residuos sólidos urbanos, peligrosos, patogénicos, electrónicos, verdes y chatarra) en la ciudad, tanto en el ámbito domiciliario como en el comercial/industrial.

Lo ambiental no se compone meramente por lo ecológico, no aparece disociado de la dimensión social, sino que se da en el seno de interrelaciones recíprocas, con aquello que se presenta como el medio natural. En palabras de Griselda Anzola, lo ambiental: “… alude a aquello que ya no es ni sociedad ni naturaleza sino su interrelación… la interrelación que estipula lo ambiental se presenta como un campo de relaciones entre dos esferas, la socioeconómica y la ecológica, cada una con su dinámica interna.” (2007)

Bajo ese nuevo paradigma, el desafío hacia el futuro, de la presente administración institucional municipal, debe estar encaminado a generar procesos sustentables de institucionalización real de lo ambiental en la agenda social y política de la comunidad, propiciando una redefinición de los principales ejes del Sistema de Gestión Ambiental Municipal, impulsando espacios participación social de los diferentes actores y/o agentes locales, planteando un horizonte de sentido de mediano y largo plazo.

separador-MSS-blanco

DESCARGAS