Lugares con Historia: Parroquia Santa Teresita del Niño Jesús

2060

 

La necesidad de contar con una casa de oración católica en San Salvador, fue una preocupación desde el inicio de la colonia. Hasta la construcción de la Iglesia Santa Teresita del Niño Jesús, los oficios y administración de sacramentos, se realizaban en la capilla del fundador.

Un decreto de diciembre de 1888 disponía el compromiso oficial de construir la escuela y la casa de oración, cuando la población llegase a los cien habitantes, aproximadamente. La primera fue concretada, la segunda no se llevó a cabo.

Lugares con Historia.

Fue en 1892 en una nota enviada por el fundador, cuando informa sobre su intención de construir una capilla por su cuenta. La misma iba a ser de estilo gótico de 12 m. por 6 m. con una torre de 16 m. y capacidad para contener la cantidad de fieles de la localidad por entonces. La capilla tampoco se construyó.

En 1913, el padre José Megna de Antonino, (italiano),  cura de Villa Elisa desde 1912, en su primera visita a San Salvador fue recibido por el Alcalde León Toff quién, en su discurso de bienvenida al mismo, manifiestó “… Bienvenido sea padre, capellán de los cristianos a esta villa que hace veinte años está clamando por tener una casa santa” – para agregar más adelante – “…ofrecémoles todo nuestro concurso a fin de que antes de terminar el año pueda San Salvador librar su templo al servicio religioso”.

De sus expresiones se desprende la importancia y necesidad de la comunidad de contar con una casa religiosa. Mientras tanto los sacerdotes en sus visitas y misiones anuales daban los sacramentos del bautismo, casamientos y comunión y los obispos: la confirmación. 

Lugares con Historia.

En aquel año 1913, el cura párroco de Villaguay, José de Luca fue designado por el obispo para aceptar y firmar la escritura del terreno que donara la señora Aurora Saint Sauver de Malarín con destino a la construcción de la Iglesia. 

En julio de 1917, el sacerdote José Joannás de Villaguay informa al obispo de Paraná Monseñor Bazán y Bustos, que el vecino de San Salvador Jorge Van Den Door le había dado a conocer que en un grupo de vecinos se agitaba la idea de organizar una comisión para la construcción de una iglesia; a lo que se le contestó que debía obrar, según lo dispusiera el cura de Villa Elisa.

Cinco años después, el 22 de abril de 1922 la máxima autoridad eclesiástica, antes mencionada creó la Capellanía Vicaria de San Salvador.  

Era atendida por el sacerdote de Villa Elisa por entonces el Pbro. Jorge Schroeder y el teniente cura del lugar. Allí, también se depositaban los libros abiertos de bautismos y matrimonios. Este sacerdote elevó al obispado un informe en 1929 donde detallaba que no hay casa parroquial, y que sólo existe un terreno donado y escriturado a favor del Obispado de Paraná

 

En 1925 la comisión por-templo solicitó un sacerdote con residencia en San Salvador, esto recién se concretó en 1929 cuando se nombró a Miguel Bel Gamero en el cargo. A partir de ese año y durante los diez años siguientes, las ceremonias religiosas se realizaron en un salón de la familia Diaz Vélez arreglado por el capellán con todo lo necesario para el culto.

Un informe de 1930 del padre Bel Gamero detallaba: “el salón es de 9 X 18 mts, desde el 29 de septiembre de 1929, la comisión de Damas Pro-Templo paga un alquiler mensual. Además del salón hay dos habitaciones, una de las cuales es destinada a sacristía”.

En el interior del mismo se encuentran: Altar Mayor: antiguo, donado por el Apostolado de la Oración de Arroyo Barú; Altar Lateral: construido con mesa y  cajones; tronito: labrado y costeado por las catequistas; Imágenes del Altar Mayor: Sagrado Corazón (Donado por Apostolado de la Oración de Villa Elisa);Santa Teresita del Niño Jesús regalada por el Capellán Vicario; Niño Jesús, costeado por los niños. Imágenes del Altar lateral: Cristo Crucificado, comprado por suscripción, Inmaculada donada por la señorita Amoz. Otras imágenes adornan el despacho parroquial Comulgatorio: de madera labrada donada por Estefanía M de Forclaz de Hocker, Confesionario, armonio, Pila Baustimal, armario para óleos, costeados por la Comisión de Damas y Suscripciones. Reclinatorio desarmable donado por Jorge Van Deen Doren,  Vía Crucis de uso donado por la capilla Sagrado Corazón de Concepción del Uruguay. Crucifijos pequeños y cuadros  para colgar. Imágenes de San José, Virgen María y Niño Dios para el primer pesebre de la iglesia local

Después de un tiempo de dedicarse a conocer y trabajar por su grey, el sacerdote Bel Gamero logró conformar la comisión de Damas del Pro-Templo y años después, en 1930, un grupo de hombres se sumaron a la comisión. Entre ellos se encontraba Saadi Condor, quien inició una colecta a la que se sumó la feligresía local.

Parroquia Santa Teresita.

La Comisión Pro – templo que se había convocado para construir la iglesia, en el terreno donado por el fundador, logró que el 5 de Julio de 1931 el obispo Monseñor Martínez colocara y bendijera la Piedra Fundamental del futuro templo católico de la ciudad, bajo la advocación de Santa Teresita del Niño Jesús.

Un poco más de un año demoró su construcción y fue inaugurada el 21 de agosto de 1932, fecha en que se bendijo el flamante templo ante una importante concurrencia. Fue erigida canónicamente como parroquia el 14 de diciembre de 1936.

El 20 de septiembre de 1937 se nombró como párroco al Presbítero Miguel Bel Gamero, quien fue reemplazado en 1938 el padre Ernesto Borré y sucesivamente ocuparon ese lugar: Rafael Ditler, Juan Boxler, Luis Benetti; Silverio Rauch, Martin Bordet, Daniel Petelín, José Luis Bogado y, actualmente, el padre Raúl Juannaz y padre Marcelo Krenz.  

El padre Boxler remodeló y construyó la cúpula de la torre del templo que había pasado sin ella desde su inauguración. Se la construyó de chapa y fue colocada en noviembre de 1977 con la ayuda de una grúa que estaba trabajando en la obra de construcción de la represa de Salto Grande.

Fuente: El Departamento San Salvador en las noticias y algo mas…

De Magdalena Pandiani de Chemin.