Sin mosquitos no hay dengue

159

Con el comienzo de una nueva temporada estival y las reiteradas precipitaciones, desde el Área de Inspección General y Medio Ambiente de la Municipalidad de San Salvador, recordamos a la población las acciones preventivas a tener en cuenta para evitar la propagación de mosquitos.

¿Cómo podemos prevenirlo?

– Eliminando todos los recipientes en desuso que puedan acumular agua (como latas, botellas, neumáticos).
– Dando vuelta los objetos que se encuentran en el exterior y pueden acumular agua cuando llueve (baldes, palanganas, tambores, botellas).
– Cambiando el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada 3 días. Recordá frotar las paredes de los recipientes con una esponja o cepillo a fin de desprender los huevos del mosquito que puedan estar adheridos.
– Rellenando los floreros y portamacetas con arena húmeda.
– Manteniendo los patios y jardines limpios, ordenados y desmalezados.
– Limpiando canaletas y desagües de lluvia de los techos.
– Tapando los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.
– Vertiendo agua hirviendo en las rejillas y colocándoles tela mosquitera.

También es importante para prevenir las picaduras del mosquito:

– Usar siempre repelentes, siguiendo cuidadosamente las recomendaciones del envase.
– Utilizar ropa clara que cubra los brazos y las piernas, especialmente durante las actividades al aire libre.
– Colocar mosquiteros en puertas y ventanas, y cuando sea posible usar ventiladores o aire acondicionado en las habitaciones.
– Proteger cunas y cochecitos de bebés con telas mosquiteras.
– Utilizar repelentes ambientales como tabletas y espirales.

No permitas que el mosquito se crie en tu casa. La lucha contra el dengue es parte de todos.